Outlook.com lanza su demorado soporte IMAP con algunos tropiezos

outlook.com soporte imapOutlook.com cuenta finalmente con soporte para IMAP gracias a las reiteradas solicitudes de los usuarios. La novedad, sin embargo, comenzó a funcionar con algunos tropiezos que Microsoft promete solucionar rápidamente.

 Brindar soporte para el protocolo de intercambio de mensajes IMAP no estaba entre las prioridades de la compañía al lanzar Outlook.com como reemplazo del clásico Hotmail. Microsoft, en cambio, apostaba a su nuevo servicio como herramienta para imponer EAS, su propio protocolo de intercambio de mensajes. Pero la presión de los usuarios ganó la batalla. Y abrió la puerta para que los desarrolladores de software de todo el planeta puedan crear aplicaciones capaces de interactuar con Outlook.com o complementarlo.

 El lanzamiento del esperado soporte fue anunciado a través del blog del servicio de correo. Y fue allí mismo donde aparecieron comentarios dando cuenta de las primeras dificultades. Entre ellas, la más frecuente parece ser el error 9, un problema con el servidor que Microsoft afirma estar intentando resolver de manera prioritaria. En este aspecto, Outlook.com ha impresionado de manera favorable a sus usuarios, ya que su equipo de desarrollo parece estar más que atento a las reacciones sobre la implementación del soporte IMAP y ha brindado rápidas respuestas y soluciones ante cada inconveniente que se ha ido presentando.

 Gracias a la inclusión de este tipo de soporte, Outlook.com podrá finalmente interactuar con populares aplicaciones como Mac Mail o Mozilla ThunderBird. Microsoft ha sabido dar un golpe de timón a tiempo y, al menos de momento, ha dejado de lado sus planes de imponer EAS como protocolo universal de intercambio de mensajes. Tras algunos meses de campaña afirmando que IMAP era un protocolo limitado y ya desactualizado frente al futuro representado por EAS, Outlook.com ha sabido finalmente leer en forma correcta las necesidades del mercado e interpretar los reclamos de los usuarios.

Outlook.com y el escándalo NSA: ¿cómo lo afecta?

Seguridad Outlook.comOutlook.com apenas si se ha estrenado como servicio de correo oficial de Microsoft y ya se ha visto envuelto en un escándalo. Las denuncias de Edward Snowden, ex empleado de la Agencia Nacional de Seguridad de los Estados Unidos (NSA) han salpicado a las principales compañías del mercado. Con respecto a Microsoft en concreto, Snowden ha afirmado que la empresa facilitó en diversas ocasiones información privada de sus usuarios a la NSA. En otras palabras, la agencia gubernamental podía acceder al contenido de las cuentas de Outlook.com, Skype o OneDrive de cada usuario con sólo solicitarlo.

 Esta invasión a la privacidad, de hecho, habría involucrado en realidad mucho más a Hotmail que a Outlook.com por una simple cuestión cronológica. Pero lo cierto es que la imagen del nuevo servicio de correo de Microsoft se ha visto igualmente afectada.

Outlook.com se ha planteado desde su lanzamiento como la evolución del correo electrónico en todos sus aspectos. Y, como tal, la privacidad y confidencialidad de los datos no quedaba de lado. En una primera etapa que algunos aún recordarán,, Hotmail presentaba vulnerabilidades importantes en su seguridad, por lo que Microsoft decidió dar prioridad máxima a la cuestión y desarrollar medidas de seguridad más eficaces para las cuentas.

 La iniciativa fue un éxito, y el aspecto seguridad fue paradójicamente uno de los pocos que Outlook.com no debió modernizar demasiado al tomar el relevo de su antecesor.

 Hasta el momento, Microsoft no se ha pronunciado sobre las denuncias en forma tajante. Ha desmentido, sí, en forma pública, que entregase información privada de Outlook.com u otros productos a la NSA. Pero no ha seguido aún el camino de Yahoo o Google, otras empresas cuestionadas, presentando un informe de transparencia que detalle la información que ha entregado, si alguna vez lo ha hecho, al gobierno de los Estados Unidos, junto con los motivos para tomar esa decisión.

Outlook.com móvil, con interfaz renovada

Outlook.com para móvilesOutlook.com no descuida ningún frente de batalla. Sabe que conquistar a los usuarios de Gmail, su real objetivo, no será tarea fácil. Por eso su aplicación móvil, con actualizaciones casi permanentes, juega un papel protagónico en su plan de posicionamiento.

 La versión para dispositivos móviles de Outlook.com no tuvo al principio una recepción muy entusiasta por parte de los usuarios. Aunque desactualizado en muchos aspectos, el viejo Hotmail era fuerte en ese terreno, con una aplicación sencilla y ágil que muchos usuarios aún echan de menos. Outlook.com móvil salió al ruedo con una aplicación tal vez algo apresurada, con escasas prestaciones y una interfaz algo básica para las exigencias actuales del mercado. En los meses posteriores, sin embargo, se ocupó de revertir esa mala impresión inicial con actualizaciones más que interesantes.

 En primer lugar, Microsoft tomó la inteligente decisión de no descuidar las plataformas ajenas. Sus mayores esfuerzos, claro está, se los llevan las actualizaciones de Outlook.com para Windows Phone, pero no por eso deja de mantener al día las versiones para iOS y Android.

 Para estas dos últimas plataformas, la más reciente versión de Outlook.com llega con una interfaz completamente renovada. Detalle interesante, la bandeja de entrada para iOS y Android unifica su visual con la de Windows Phone. Pero no sólo la interfaz ofrece novedades. Outlook.com ha ido incorporando poco a poco la mayor parte de las prestaciones de su versión de escritorio. Los filtros para correo leído, no leído o no deseado, y la posibilidad de marcar hilos de conversación agrupando varios mensajes son solo algunos ejemplos.

 La gran protagonista de esta versión móvil de Outlook.com, sin embargo, sigue siendo la nueva interfaz. Un rediseño visual total que  se destaca por el diseño limpio, minimalista y agradable que, poco a poco, van adoptando todos los productos de Microsoft.

Outlook.com: cómo configurar las opciones de privacidad de Facebook

Cómo configurar las opciones de privacidad de Facebook para la cuenta Outlook.comAl ingresar a Contactos en nuestra cuenta de Outlook.com, el servicio nos ofrece, entre otras opciones, conectar con Facebook. Así podemos, por ejemplo, localizar a nuestros contactos de correo en esta popular red social, recibir sus actualizaciones de estado en nuestra bandeja de entrada y hasta interactuar con los contenidos que publican. Una de las novedades principales del nuevo Outlook.com con respecto a su antecesor Hotmail.

 Esta conexión será posible siempre y cuando esos contactos hayan autorizado o no a Outlook.com u otros servicios a encontrar su cuenta pública de Facebook. Una opción que se establece desde el menú de configuración de privacidad de la cuenta de la red social. El correo electrónico de Microsoft siempre respetará la configuración de privacidad que hayamos seleccionado para cada red.  Permitir o evitar que Outlook.com u otros servicios de correo encuentren nuestro perfil público en las redes sociales es, entonces, muy sencillo y sólo toma unos pocos minutos.

 Para que Outlook.com pueda encontrar nuestro perfil y conectarnos con las cuentas de correo de nuestros contactos, iniciaremos sesión en Facebook y abriremos el menú Configuración de privacidad. En la opción Cómo te conectas, seleccionaremos Editar configuración»¿Quién puede buscarte en Facebook con tu dirección de correo electrónico o tu número de teléfono?

 Se desplegará entonces un nuevo menú en el que tendremos que elegir la opción Todos. Si, por el contrario, queremos limitar las posibilidades de que Outlook.com encuentre nuestro perfil, optaremos por seleccionar Amigos, o Amigos de amigos. En ambos casos, finalizaremos los ajustes de configuración dando click en Cerrar.

 De esta manera protegeremos nuestra privacidad y controlaremos sin dificultad la posibilidad de interacción en la red social con los contactos de Outlook.com. El servicio de correo advierte que los cambios pueden demorar hasta 2 días en verse reflejados en la cuenta. Aunque, por lo general, sólo demoran unos cuantos minutos en hacerse efectivos.