Archivo de la etiqueta: Cuenta Microsoft

Utilizar Outlook.com como ID de cuenta Microsoft

IC623403 300x268 Utilizar Outlook.com como ID de cuenta MicrosoftCon la creación de la cuenta Microsoft, el nombre de usuario de Hotmail se convirtió en mucho más que el acceso a un servicio de correo electrónico. Hotmail pasó entonces a ser la puerta de entrada para administrar y utilizar todos los productos y servicios de Microsoft. La cuenta Microsoft unificó el acceso, además de a la cuenta de correo, a Messenger (hoy Skype), OneDrive y Xbox.

 Y con el inesperado lanzamiento de Outlook.com como reemplazo del ya avejentado Hotmail, fueron muchos los usuarios que comenzaron a preguntarse sobre posibles modificaciones al sistema de acceso único a todos los servicios a través de la cuenta Microsoft.

 Lo cierto es que, más allá de algunas confusiones lógicas, la empresa ha procurado mantener su política de registro y administración de cuentas tan sencilla como lo ha sido durante la era Hotmail. Así, quienes decidan crear una cuenta de correo bajo el nuevo dominio, o migrar su antigua cuenta de Hotmail a otra bajo el dominio @outlook.com, podrán seguir usando sin inconvenientes su nombre de usuario de correo para ingresar a su cuenta Microsoft. Poco importa que éste haya cambiado. Así como hoy, pese a que la página de inicio de Hotmail fue reemplazada por la de Outlook.com, aún se puede iniciar sesión indistintamente con un nombre de usuario de Hotmail o de Outlook.com, la nueva cuenta de Outlook.com permite el ingreso a todos los productos y servicios de Microsoft sin restricción alguna.

 Por su parte, Microsoft ya ha comenzado la migración automática de todas las cuentas de Hotmail hacia el dominio Outlook.com, por lo que en pocos meses-según se anuncia, para mediados de 2013 en concreto- el dominio @hotmail será solo un recuerdo. Y todos los usuarios deberán ingresar a su cuenta Microsoft a través de su nombre de usuario de correo Outlook.com.

Iniciar sesión en Windows Live Hotmail y Outlook.com

Outlook.com, el nuevo servicio de correo electrónico de Microsoft, ofrece al usuario múltiples opciones para modernizar su antigua casilla de Windows Live Hotmail. Una de ellas consiste en actualizar únicamente la interfaz del servicio, aprovechando todas las ventajas del nuevo y elogiado diseño de Outlook.com pero conservando el usuario @hotmail.com. Otra opción es migrar la cuenta por completo, cambiando el nombre de usuario por uno nuevo. O conservando el mismo pero ahora con la denominación @outlook.com. Una tercera opción es abrir una nueva cuenta @outlook.com manteniendo también la antigua de Windows Live Hotmail. O habilitar un alias de correo @outlook.com para utilizar indistintamente este usuario o el de Hotmail.

 Las posibilidades de probar el nuevo servicio de correo, como se ve, son muchas. Y pueden generar algunas confusiones. Por ejemplo,a la hora de iniciar sesión. Actualizar la interfaz de correo no implica tener que cambiar el nombre de usuario ni la contraseña. El nombre de usuario @hotmail.com continúa siendo perfectamente válido para iniciar sesión, aún si ingresamos a nuestra cuenta a través de la página web www.outlook.com. Y, a la vez, un nombre de usuario @outlook.com permite iniciar sesión de correo normalmente desde la página web www.hotmail.com. Tampoco es necesario realizar un cambio de contraseña al migrar la cuenta de un servicio a otro, aunque es sí recomendable hacerlo periódicamente para protegerse del accionar de los piratas informáticos.

 Las cuentas Microsoft tomaron el nombre de usuario de correo Windows Live Hotmail como identificación única para ingresar a todos los servicios que la empresa ofrece, como Messenger, OneDrive o Xbox. De decidirnos a migrar nuestra cuenta de Hotmail a Outlook.com, el nuevo nombre de usuario exactamente cumplirá la misma función que el anterior.

images2 Iniciar sesión en Windows Live Hotmail y Outlook.com

Quienes decidan en cambio mantener el nombre de usuario y la interfaz de Windows Live Hotmail deberán tener en cuenta que Outlook.com está destinado a reemplazarlos gradualmente, por lo que es posible que se mantengan vigentes solo por el tiempo que permita a los usuarios adaptarse a los cambios.